29 ago. 2008

ya estoy aquí

13 comentarios:

Juliana Bollini dijo...

Creo que esta es una verdad de muchos, viajar y huir...huir y viajar. Creo que en mi vida se confunden las huidas y los encuentros constantemente,no existe uno sin lo otro, no es así?.y en eses encuentros y desencuentros, volvemos a lo único que tenemos:a nosotros mismos.
Me encantan tus ilus, gracias por entrar en mi casa y recibirme en la tuya!!!
un fuerte abrazo,y seguimos encontrándonos.
Juliana.

JACOBO MUÑIZ dijo...

Qué foto más preciosa. Parece usted la Ofelia de John Everett Millais en el momento previo a la imagen del cuadro (solo estéticamente ¿eh?).
Mmmm, las huídas pueden implicar también viajes hacia el interior de uno mismo...

Cecilia Varela dijo...

Los viajes incluyen despedidas las huidas no.

Gustavo Aimar dijo...

Bueno, ya lo dijo Jacobo, pero ambos sabemos que ya fuiste Ofelia antes de esto...

aitana dijo...

Juliana: pues yo creo que no hay desencuentros sin encuentros, pero sí hay encuantros sin desencuentros... o no?... no sé... sea como fuere, un placer encontrarla.

Jacobo: le cuento una gran casualidad-coincidencias de las que a mí me gustan y pasan: en mi adolescencia siempre me fascinó ese cuadro... el de Millais... mucho tiempo después, estando en México, ilustré un libro llamado "Salvavidas" que me emocionó hasta la lágrima; era de un niño que tiene miedo a morir y su padre le dice que los caramelos salvavidas (el equivalente americano de los Chimo's aquí) en verdad salvan vidas... bueno, y aquñi viene la coincidencia: una amiga mexicana fotógrafa (Daniela Edburg) estaba haciendo una serie de fotos de mujeres muertas por algún producto de consumo, y muchas de las fotos estaban inspiradas en cuadros o películas... pues un día va y me llama y me dice: "Aitana, te quiero matar para una de mis fotos... vas a ser la Ofelia de Millais"... y claro, yo como loca de alegría le digo que sí... pero no te lo pierdas: resulta que la foto se llamaba "muerte por salvavidas"... increíble...
Por cierto, para ver esa foto (y algunas más, no te las pierdas, hay unas preciosas a la par que graciosas):
http://www.themorningnews.org/archives/
galleries/drop_dead_gorgeous/07ddg.php

Ceeeciiii!!!!: cómo me gustó tu comentario... vaya que sí... cuánta razón... me reconciliaste con mi huída... es verdad, en los viajes una dice adiós... en las huídas siempre se olvida algo para tener la excusa de volver. Bravo!

Gustavo: claro que sí... Oftana... Aitelia... ¿sabías que, además, buscando un día con un amigo en un santoral me dijo que el día de mi cumpleaños es Santa Ofelia?...

Gracias a todos por esta cálida bienvenida.

aitana dijo...

Señor Muñiz: me metí al agua... y floté cual colchoneta largo rato... (me encanta flotar)... no me ahogué, en cambio, improvisé una danza de natación sincronizada con los sapos.

JACOBO MUÑIZ dijo...

A mí me encantan también las coincidencias y esta que cuentas... tiene muchísimo jugo.
¡Ah!¡Gracias por el enlace!y gracias también por la aclaración de abajo. Está bien saber que usted no se ahogó ese día y conocer a la vez su desconocida (por lo menos para mí) faceta de coreógrafa de batracios.

aitana dijo...

... pues tendría que conocer usted otras de mis facetas... como por ejemplo domadora de nubes, o, en mis ratos de aburrimiento más febril, hipnotizadora de moscas. Un beso.

Abril dijo...

haitana, huida o de viaje, qué bueno que ya apareciste, haces este mundo virtual más feliz.

María W. dijo...

El viaje sigue... uno siempre está viajando, con o sin despedidas.
Una alegría volver a pasar por tu lugarcito y ver que hay movimiento.
Excelente la foto de Daniela, todas en realidad. Me encantó la estética.
Un beso.

cuentonuevo dijo...

Ufff... Cuánto de mí en tus palabras. ¿Siempre que dejo algo me pregunto si es un marchar o un huir? Es una idea que me persigue desde el día en que me hicieron esa pregunta y no supe qué contestar... Me quedo con el comentario de Cecilia. Precioso.
¿Para cuándo un solucionario de cotidianidades no cotidianas?
Bienvenida, Bienllegada a este septiembre de nubes y luz.
Besos sin escapatoria
Niñocactus

(Adoro el cuadro de Ofelia me pase una tarde sentado en la Tate mirándolo)

cuentonuevo dijo...

Por cierto, yo que soy pastor de nubes y las llevo según la Trasnubancia por las cañadas celestiales te pregunto: ¿Hay nubes tan salvajes que necesitan ser domadas?
Niñocactus
(jeje)

aitana dijo...

Habril: muchas gracias, niña. Me hemocionas.

María: sí, el trabajo de Daniela es impecable, impactante y lleno de humor àcido. además las imágenes son bellísimas (y muy grandes, la impresionan a una en las exposiciones).

Cactus: uffff... ¿te hicieron esa pregunta?... menos mal que a mí no, porque entonces me tendría que haber hecho la sorda y dicho "¿qué?"... cobarde de mí...

Estoy de acuerdo contigo: el comentario de Ceci es el mejor.
(Yo nunca he ido a la Tate Gallery, pero si un día voy la culpa la t
tiene Ofelia).

Con respecto a las nubes salvajes, y volviendo a Daniela Edburg, ve esto:
http://www.themorningnews.org/
archives/galleries/drop_dead_gorgeous/
06ddg.php