28 ene. 2009

Presentació a Abacus

Avui pesentarem el llibre de les mentides a València.
Hi haurà cançons, nassos postissos, i moltes mentides.
Benvinguts i benvingudes.

10 comentarios:

ANA dijo...

Enhorabuena!!!!!
Tiene muy buena pinta!!!

¿Dónde se comercializará?
Besos!

cuentonuevo dijo...

¡ay, ya se pasó! ¡Quién fuera de Valencia!
Espero que fuese mucha gente y que lo pasasé estupendísimamente.
Un beso no de mentira
Niñocactus

Jaume dijo...

Felicidades por todos tus triunfos..
Estás que te sales...
Minerales...
Un beset.

Jacobo Muñiz dijo...

Pues yo me lo presenté a mí mismo comprándomelo y me cayó la mar de bien. Resultó ser un tipo la mar de divertido, ocurrente y, encima, guapetón.

telmo dijo...

Ooooooooooooooh!!!!!!!!!!

Vi tarde tu anuncio, me hubiera encantado acercarme a saludarte, con lo cerca que estaba.

Espero poder hacerlo en la próxima.

Abrazo

aitana dijo...

Ana: se puede comprar desde hace un año en España y en México. La presentación fue tan tarde porque yo no estaba aquí.

Niño Cactus: sí vino mucha gente, y fue divertido: hubo canciones y narices de pinocho para los más mentirosos. Un beso de regreso, también verdadero.

Querido Lalima, malabarista de muje... digo... cinematógrafos: Benvingut a la blogòsfera, querido. Et seguiré la pista, pistatxo (ejem... sé que la teua gràcia és molt més graciosa, pero bueno). Remuà!

Míster Jacúñiz: ¿sí?... a ver si me da el discurso pasado a limpio, así me lo copio para la próxima.

Telmo: en la próxima nos vemos.

gregus dijo...

lo sabía, lo sabía... los adultos nos mentían!
¿Entonces no se iba a enojar el hombre cualquiera al que le hablé una vez en la playa?
De haberlo sabido antes

Luciana dijo...

quiero ese libro!! cuando llegará a Argentina?!

aitana dijo...

Monsiéurimus Gregus el Largus: claro que no se iba a enojar... ¡el hombre cualquiera se iba a poner contentísimus!

Luciana: la verdad es que no sé si va a llegar hasta allá... a ver si lo puedo avergiguar y se lo cuento a usted (prometo no decirle una mentira en esta ocasión).

Der Kleine Zürcher dijo...

Yo no descubrí esta maravilla hasta el pasado domingo en la Feria del Libro de Madrid, pero tras ojearlo, no pude resistir la tentación de comprármelo, y eso que ya tengo una edad...

Aitana, ¡muchas gracias por la dedicatoria! La próxima vez te llevo una piruleta ;-)

Besos,

José