27 abr. 2009

mensaje

Había una vez una tortuga que se llamaba Señora Sommer. Vivía lejos, muy lejos de aquí. Aquí es donde estoy yo ahora: València, en la costa mediterránea. Y ahora es hoy: 27 de abril del 2009. Y yo soy Aitana: la Niña Más Tonta del Mundo.

La Señora Sommer era, pues, una tortuga que vivía lejos, muy lejos de aquí. Dormía debajo de la almohada del Niño de Papel. El Niño de Papel fue mi amigo cuando yo vivía lejos, muy lejos de aquí. En ese entonces lejos era cerca y yo, la Niña Más Tonta del Mundo, estaba convencida de que el Niño de Papel sería mi amigo para siempre.
Qué tonta.

La Señora Sommer, a pesar de que nunca nos conocimos en persona, sí es mi amiga. La Señora Sommer le susurra cosas al oído al Niño de Papel desde debajo de su almohada: con su boca de tortuga forma las palabras y éstas atraviesan el sueño y penetran en su oreja dormida.

Hace un tiempo le pedí un favor a la Señora Sommer: como el Niño de Papel no me hablaba más, le pedí que le dijera una cosa de mi parte desde debajo de su almohada, mientras él dormía, y que se la repitiera noche tras noche. Un mensaje que la tonta de mí afiló durante meses enteros para romper su silencio.

Al principio creí que lo que ocurría era que la Señora Sommer era en realidad muda.

Pero hoy me di cuenta de que lo que pasa es que el Niño de Papel es en realidad sordo.

23 comentarios:

bambi (karina yalú) dijo...

Buenas Tardes!... Oh enmudecí de asombro...

Habril dijo...

historia más triste...

Juliana Bollini dijo...

A Veces, el momento no era de los mejores para el niño de papel, ( ya que estaba con tapón de cera, y le dolía,mucho,mucho)o Doña Tortuga no supo pasar bien este mensaje ,y en vez de susurrar gritó en el oido del pobrecillo, lo que le provocó la surdez repentina.
besos ,Aitanauna exelente semana

Anónimo dijo...

cincuantamil i pico, pero sapigues que el pefil no pasa de 7.300 entrades, entres o no. un amor.
p,d, han trastocat el contador de malixia i rabia, estic segura

aitana dijo...

Bambina: oh... un honor tenerla por estos lares.

Habril: real como la vida misma... qué le vamos a hacer.

Juliana: ojalá se tratara de una sordera repentina, pero creo que es de nacimiento.

Anoni-mare: jajajja.

Anónimo dijo...

Bien dice el dicho que no hay peor sordo que el que no quiere oír... sin embargo también está quien, aunque tiene capacidad auditiva, no sabe -o quiere- escuchar. De la misma manera el saber las letras, escribirlas y leerlas no aseguran la transmisión ni la comprensión de los mensajes. Soy de la opinión de que los mejores mensajes se esconden entre las líneas, que son reservados y un poco penosos (en todo sentido), que las letras y las palabras -dichas o escritas, fuerte, en un susurro, subrayadas, como sean, donde sean- se las lleva el viento; sin embargo, en algún remoto lugar del alma (la mía) se alberga la esperanza de ser agua y moverse a causa del viento, o bien, ser viento al descubrir que hay agua (en donde luego habrá una botella con un mensaje escrito, con el vaivén de la esperanza para que llegue a su destinatario). Es sólo que a veces, sólo a veces, el silencio también es respuesta y, por lo general, no es la que esperamos.

Sonia dijo...

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah, el torpe es el NIño de Papel, siempre lo he pensado y lo seguiré pensando, ay que torpe torpe, merece encontrase con un SEñor tijeras o que se yo.

mercedes de la jara dijo...

Señorita Aitana, que historia más conmovedora !!! Tan poetica usted !! Me conmueve su sencibilidad, será por eso que la sigo...
Tan desconocida y tan cercana a la vez....

Besos sin distancia

antilauxa dijo...

hola....creo que eh ujado un poco a ser una rata y eh encontrado tu blog. muy interesante para mi es tu espacio, hermosas letras y versos.

bueno me despido. un gusto encontrarte. nos leemos pronto. adios

Juan Palomino dijo...

Mmmm, pues a mí no se me hace tonto esperar que quien tiene orejas y oídos oiga, ni desear que un amigo dure para siempre. Más bien creo que la Niña más tonta del mundo se pone a veces nombres que no le van; y que los tontos son los que tienen orejas y temen usarlas.
Yo sé, Aitana, porque así se llama, que ustéd sabe que el mar es perfecto, con olas, y mareas, y abismos; y que todos deberíamos limpiarnos muy bien las orejas para escucharla, porque es un placer.

aitana dijo...

Anónimo: el silencio suele ser la última respuesta de los cobardes.

Sonia del Río!... mi querida compañera de taller, de cigarrillos en la ventana y de conversaciones de la vida... qué bueno tenerla por acá, señorita linda... muchas gracias por sus palabras... espero se encuentre usted de maravilla y no ande demasiado aburrida en estos tiempos de reclusiones forzosas que corren por sus lares. Le mando un abrazo fortísimo.

Antilauxa: me alegro que hayas llegado aquí jugando a ser una rata (eso es lo que he entendido)... yo quiero jugar a ese juego, a ver dónde aparezco...

Juanito Palomino: es usted un encanto... un día de estos me subo a una ola, una de esas olas perfectas que no cesan ni un momento, y voy a darle un abrazo con todo y arena y sal y peces voladores.

Anónimo dijo...

o se hace el tonto..

Anónimo dijo...

o más bien es tonto.

Anónimo dijo...

La sordera a veces va ligada a la mudez y al endurecimiento del corazón. Una persona que no sabe hablar, no sabe escuchar. Una persona que no habla y no escucha no echa raices en corazones ajenos, no sabe arroparlos ni cuidarlos, simplemente no sabe y eso acaba por secarle el corazón propio. Qué lástima de hombre de papel...tan solo en su laberinto

aitana dijo...

Anónimo 1 y 2 (presupongo que eres la misma persona): eso yo no lo sé, habrá que preguntarle al Niño de Papel, aunque creo que tampoco él lo sabrá... quién sabe...

Anónimo 3 (seas o no la misma persona que los anónimos anteriores): mi corazón, sin embrago, no está duro... las raíces las tengo acá adentro, lo que pasa es que ya no sé cómo regarlas.

Anónimo dijo...

hola aiti,... (r.)

aitana dijo...

hola roperriti meua

Cecilia Varela dijo...

mi adorada madmuasela roja de mi corazon: los orgullosos siempre se quedan solos y mudos.

Der Kleine Zürcher dijo...

Historia triste, pero narrada de una manera bellísima. M'agrada molt :-)

amenes dijo...

Con toda la estimación que te tengo te mando un caluroso abrazo. La tristeza del cuento es inaudita, pero todo tiene una moraleja, creo que debemos aceptar a los amigos como son, protegerlos, cuidarlos y ayudarlos para que no tengan ni sordera ni ausencia.

Un beso desde muy, muy lejos y otro abrazo desde muy cerca que te reconforte el alma.

aitana dijo...

Querido Amenes,
nada me gustaría más que poder ayudar, cuidar, proteger y, aunque no sé cómo, lo hago desde adentro, como puedo, y espero de corazón que sirva de algo. La señora Sommer me ayuda, pues ya sabemos que muda no es. Ella nunca olvidará el mensaje, y yo tampoco. Ojalá algún día lo oiga el Niño de Papel y rompa su silencio, que es el mío.
Gracias por el abrazo, quién sabe cómo, pero me llegó, y fue de lo más reconfortante.

Elchiado dijo...

Estoy seguro de que Niño de papel, además de sordo, también debe ser ciego, porque la Niña más tonta del mundo tiene muchos frentes desde los que "atacar" su orgulloso silencio; un abrazo, aunque no tenga el honor de conocerte.

Anónima dijo...

El niño de papel tiembla.

Yo tengo uno, que corre y se va, y dibuja menos líneas:

Se parece a un erizo en la manera de abrazarse.. no lastima, pero no se deja ver.
o mejor aún, deja ver cuánto se cuida, y algo más.

Algún moderno diría que es baja autoestima.

Mi corazón con tinta se seca con él.

Mi corazón con tinta quiere pintar.