El pez plátano de Ninfa




A veces ocurre que mis ilustraciones salen del papel para instalarse en algunas personas. Así como sucedió una vez con el colobirito de versos, que se fue a vivir a la piel de Enrico, ayer mi pez plátano se fue a la de Ninfa Sánchez.
Gracias por hacer que bajo la tinta corra la sangre.