Gigante poco a poco

Llegó poco a poco, pero cansado. Se sentó en la mecedora y empezó su relato. Al gato y al avestruz les encantó su historia. A mí también, aunque ya la conocía. Ahora está en mi cama, se le salen los pies, pero dice que está cómodo igual.
Visiten el blog de la colección Pez Volador (de la editorial Almadraba). Allí podrán conocer las historias, los autores, los ilustradores y los personajes. No se lo pierdan.