24 nov. 2010

tras, tras, cucutrás II

2 comentarios:

Cecilia Varela dijo...

le encantan cerezas, tlin pan pin!
qué hermoso Madmuasela!.

NiñoCactus dijo...

Ay! Yo lo tengo envuelto de regalo de Navidad, y no lo puedo abrir hasta dentro de mes. ¡NO es justo! Haré trampas y me acercaré a alguna librería a hojearlo.
Por cierto, me encantó La mar de libros. Es un rinconcillo mágico atendido por dos chicas encantadoras. Aunque casi pierdo la cabeza con tantas maravillas ilustradas. Por un momento pensé que era una especie de Casita de Chocolate... A mí me habría atrapado la bruja, seguro.
Besotes de pâo do queijo